Aumento del 25% de los accidentes mortales en el sector servicios en la primera mitad del año

    El sindicato reclama un pacto por el empleo en el que además de no destruir puestos de trabajo, se garantice un trabajo seguro y saludable

    13/08/2020.
    Fuente: Ministerio de Trabajo y Economía Social

    Fuente: Ministerio de Trabajo y Economía Social

    Las últimas cifras de siniestralidad aportadas por el Ministerio de Trabajo y Economía Social arrojan un acusado descenso de la siniestralidad en cuanto a número de accidentes. Sin duda, el terremoto causado por el covid-19 en términos de impacto económico puede estar detrás de este descenso, con datos como que respecto al primer trimestre del año el número de población ocupada mayor de 16 años haya descendido un 35,41% respecto al mismo periodo del año anterior. En el mismo tiempo se ha casi cuatriplicado el porcentaje la población ocupada que trabajan más de la mitad de la jornada laboral desde casa, pasando de un 4,81% en 2019 a un 16,20% en este 2020.

    Lo que resulta altamente preocupante es el incremento de la mortalidad, un 21% en el global, llegando a un 27,4% en el caso de los accidentes en jornada, y esto en el marco de una acusada bajada de la ocupación, aumento exponencial del teletrabajo y con multitud de empresas sumidas en ERTES.

    En lo que respecta a la construcción y los servicios englobados en la federación, todos ellos sectores con una escasa implantación del teletrabajo, y donde muchos colectivos no solo no han parado sino que han tenido que redoblar esfuerzos, las cifras nos muestran que en la construcción se produce un descenso del 23% en el caso de los accidentes con baja (20% el índice de incidencia) y un 25 % los mortales (pasando de 60 muertes a 45 en valores absolutos, con descenso del 22,1% del índice de incidencia) respecto al mismo periodo del 2019. En cuanto al descenso del empleo, el último informe de la EPA indica que en este sector en el último año ha descendido en 103.300 personas.

    En cambio, en el sector servicios, el cual aglutina buena parte de nuestros sectores, y donde el empleo ha bajado en 922.220 personas en el último año, los accidentes mortales han aumentado un 25%.

    Que ante la recesión y el descenso generalizado de las tasas de empleo aumente la mortalidad laboral no puede ser tomado a la ligera. Las causas han de ser analizadas y hay que poner medidas urgentes. La escasez de trabajo no puede conllevar una alta mortalidad laboral. Desde el sindicato reclamamos un pacto por el empleo en el que además de no destruir puestos de trabajo, se garantice un trabajo seguro y saludable. CCOO de Construcción y Servicios no cejará en defender los empleos y la salud de nuestros trabajadores.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.