Datos positivos en la afiliación y descenso del paro en un mes de julio atípico

  • Las cifras de afiliación a la Seguridad Social se sitúan en 18.785.554 personas (+0,87%) y el paro registrado en 3.773.034 personas (-2,33%)
  • Desde el mes de mayo, 2.268.243 trabajadores han salido del ERTE

04/08/2020.
Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Ministerio Inclusión, Seguridad Social y Migraciones

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Ministerio Inclusión, Seguridad Social y Migraciones

Comenzamos el mes de agosto con noticias positivas en cuanto a la afiliación registrada el pasado mes de julio. Así, se ha producido un incremento de la afiliación en 161.217 ocupados hasta el total de 18.785.554 personas. En términos relativos, esta cifra de nuevos ocupados mensuales supone un incremento del 0,87%, la mayor subida en el mes de julio desde el año 2005. Pese a estas buenas cifras, todavía nos encontramos lejos del escenario de hace un año, julio de 2019, respecto al cual se han perdido un total de 767.657 empleos. Como dato complementario que explica los datos conocidos en el día de hoy, destacar que desde el mes de mayo, tras la reactivación de muchas actividades, se ha recuperado más de un tercio del empleo perdido en la crisis sanitaria.

En relación con los sectores de esta Federación, durante el mes de julio todas las actividades reflejadas han aumentado su afiliación tanto en el Régimen General como en el Régimen Especial de Autónomos. Construcción es uno de los sectores que soporta en gran medida la recuperación, acumulando tres meses de sostenido crecimiento con 100.868 nuevos trabajadores en ese periodo frente a los 129.954 trabajadores que perdió en marzo y abril. Otras actividades que destacan por el incremento de su afiliación son servicios a edificios y actividades de jardinería (CNAE81), Recogida, tratamiento y eliminación de residuos (CNAE 38) y todas las vinculadas a los cuidados (Actividades de Servicios Sociales (CNAE 88), Servicios Personales (CNAE 96) y Actividades hogares como empleador (CNAE 97)) que suman casi 9.000 nuevos empleos.

En el caso del sistema especial de empleadas de hogar, mantiene estable su afiliación con un incremento en julio de 28 personas, situándose su afiliación media en 374.495 personas. Pese a esta estabilización actual, desde que en marzo comenzara la crisis sanitaria hasta finales de julio, el sistema ha perdido un total de 22.462 personas afiliadas (-5,69%).

El paro registrado se ha reducido en 89.849 personas, cifra que supone un -2,33% menos que en el mes de junio. Así, el total de desempleados registrados es de 3.773.034, una reducción necesaria y sin duda positiva tras la debacle de los pasados meses.

Por sectores, el paro registrado desciende especialmente en Servicios (-84.563 desempleados), le sigue Industria (con -9.444 desempleados) y Construcción que reduce por tercer mes consecutivo sus cifras de personas desempleadas y resta 6.556 trabajadores menos en situación de paro. Como es habitual también por la discontinuidad de sus actividades, se registran aumentos en el sector de la agricultura (+11.108 demandantes).

Por territorios y pese a las buenas cifras generales, registran aumentos en el número de personas en situación de paro: C. Madrid (+6.339), Región de Murcia (+1.309), Ceuta (+550) y La Rioja (+233). En el lado opuesto, las comunidades autónomas que han contabilizado los mayores descensos de desempleados son: Andalucía ( -21.901), Comunitat Valenciana (-21.782), Cataluña (-15.670) y Castilla y León (-10.158).

En cuanto a género y paro registrado, por primera vez desde que se iniciara la pandemia se reduce el paro femenino en 38.332 (-1,73%). En términos relativos, del total de personas en situación de desempleo, el 57,7% son mujeres, una proporción que se ha elevado un 0,3% respecto al mes de junio. En cuanto al paro masculino también desciende en 51.517 (-3,13%).

Por edad, las personas menores de 25 años también registran los primeros datos positivos desde el mes de marzo en sus cifras de desempleo reduciendo en 21.794 personas, el total de paro registrado.

Por lo que se refiere al número de contratos, continúa el incremento de éstos apoyado especialmente en la contratación temporal que también fue el empleo que la crisis destruyó en mayor medida. En el mes de julio, se han registrado un total de 1.536.122 contratos. Lamentablemente, sólo el 9,2% de la contratación es indefinida, de la cual un 41% es a tiempo parcial, diez puntos por encima de la parcialidad en la contratación temporal que se sitúa en este mes en el 31%.

En cuanto a los ERTE, al finalizar el mes de julio, se encuentran en esta situación un total de 261.188 empresas y 1.118.542 trabajadores. De ellos, el 83% son ERTE por fuerza mayor. Por territorios, tenemos que en proporción con el número de trabajadores afectados, las mayores cifras se siguen registrando en Cataluña y Comunidad de Madrid con el 20%, le sigue Andalucía, con el 12%. Destacan también, por el tamaño de su mercado laboral y el grado de afectación, los territorios insulares donde Canarias suma el 10% e Illes Balears el 8% del total.

Sobre las actividades económicas de esta Federación, y el número de ERTE concedido, respecto al mes de junio se ha reducido en un 45% el número de trabajadores afectados. En relación con las que permanecen, las mayores cifras se siguen registrando en actividades de otros servicios personales (CNAE 96), seguidos por Servicios a edificios y actividades de jardinería (CNAE 81) y Actividades de construcción especializada (CNAE 43). En el desglose de la información por género, observamos respecto al mes anterior que los hombres se han reincorporado antes y en mayor medida pues la proporción de éstas que continúan en ERTE suma ya el 58% en nuestros sectores. También se observa que las actividades que están tardando más en recuperarse son las de servicios personales (CNAE96) y Servicios Sociales sin alojamiento (CNAE88), ambas muy feminizadas.

Para CCOO de Construcción y Servicios estos datos si bien reflejan una cierta recuperación necesaria de nuestro mercado laboral, son también el reflejo de algunas amenazas importantes para lograr unas condiciones laborales dignas a trabajadores y trabajadores. Es preciso seguir trabajando para abordar retos como la alta temporalidad. Tal como se ha comentado, 9 de cada 10 contratos que se firman son temporales, además existe también una importante segmentación que dificulta en mayor medida la incorporación de las mujeres a sectores y actividades que cuentan con mejores perspectivas de empleo o las barreras invisibles que hacen que haya disparidades en las condiciones laborales. Para Paloma Vázquez, Secretaria de Política Institucional y Empleo. “superar esta situación pasa por contar con instrumentos como el reciente Acuerdo suscrito en el marco del Diálogo Social para el Desarrollo de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres en el trabajo que permita regular la igualdad retributiva y los planes de igualdad en las empresas que permitirá contar con el marco reglamentario y contar con los mecanismos necesarios para que esa igualdad sea cada día más efectiva”.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.