La ocupación baja en 1.074.000 personas

    Continúan reflejándose los efectos negativos del COVID 19 en la EPA del segundo trimestre

    28/07/2020.
    La ocupación baja en 1.074.000 personas

    La ocupación baja en 1.074.000 personas

    La suspensión o reducción de jornada de los trabajadores afectados por ERTE, junto con otros tipos de ausencias al trabajo (como paro parcial por razones técnicas o económicas, o enfermedad, accidente o incapacidad temporal), ha tenido reflejo en las horas efectivas de trabajo realizadas, que han disminuido un 22,59% respecto al primer trimestre. Con ello, el número de ocupados que efectivamente han trabajado en el segundo trimestre se reduce a 13.901.000.

    Así tenemos que la cifra total de personas ocupadas al finalizar este primer trimestre del año es de 18.607.200. La ocupación disminuye este trimestre en todos los sectores: Agricultura (–21.400), Industria (–127.000), Construcción (–108.700) y Servicios (–816.900). En el último año el empleo baja también en los cuatro sectores. En los Servicios hay 922.200 ocupados menos, en la Industria –122.300, en la Construcción –107.300 y en la Agricultura –45.900.

    El paro sube este trimestre en 55.000 personas. El número total de parados se sitúa en 3.368.000. En términos relativos, la variación trimestral del desempleo es del 1,66%. La tasa de paro se sitúa en el 15.33%. El desempleo se incrementa este trimestre en todos los sectores: Servicios (199.000 parados más), Industria (55.000), Construcción (32.300) y Agricultura (3.800).

    El incumplimiento de alguna de las dos condiciones de la definición de paro -búsqueda de empleo y disponibilidad para trabajar- debido a la situación de alarma vivida- determina que muchas personas no se clasifiquen como parada en la EPA sino como inactiva, lo que contribuye al incremento de la categoría de inactivos en este trimestre.

    El número de asalariados baja este trimestre en 1.033.300. Los que tienen contrato indefinido descienden en 361.400, mientras que los que tienen contrato temporal se reducen en 671.900. La tasa de temporalidad disminuye 2,66 puntos, hasta el 22,35%.

    En cuanto a los sectores de esta Federación, los mayores descensos referidos a ocupados en valores absolutos con respecto al primer trimestre se han registrado en las actividades de CNAE 31 Fabricación de muebles (-6-500 ); CNAE 31 Recogida, Tratamiento y Eliminación de residuos (-8.400);CNAE 41 Construcción de edificios (-52.400); CNAE 43 Actividades de construcción especializada (-62.000); CNAE 81 Servicios a edificios y jardinería (-44.800);CNAE 96 Otros servicios personales (-5.000) y CNAE 97 Trabajadoras del hogar (-93.000)

    Por género, el empleo disminuye este trimestre en 527.800 hombres y en 546.200 mujeres. El número de hombres en paro aumenta en 102.900 este trimestre, situándose en 1.667.100. Entre las mujeres el desempleo se reduce en 47.900, hasta 1.700.900. La tasa de paro femenina sube 48 centésimas y se sitúa en el 16,72%. La masculina se incrementa 1,33 puntos y queda en el 14,13%.

    Por grupos de edad, se observan descensos del paro este trimestre entre las personas de 55 y más años (–34.600) y entre los jóvenes de 16 a 19 años (–8.300). Por el contrario, el número de parados sube en 65.600 entre los de 25 a 54 años y en 32.300 entre los de 20 a 24 años.

    Por territorios la bajada de ocupación es general en todas ellas, excepto en Illes Balears, donde crece en 9,200 este trimestre. Los mayores descensos se dan en Cataluña (–223.700), Andalucía (–198.100) y Comunidad de Madrid (–184.400). En el último año, las comunidades autónomas que más reducen su ocupación son Andalucía (–226.800), Cataluña (–203.600) y Comunitat Valenciana (–140.600) -Mientas que las mayores bajadas trimestrales del paro se dan en Andalucía (–48.200), Castilla–La Mancha (–20.900) y Extremadura (–15.000). Y los mayores incrementos en Cataluña (61.300 parados más), Comunidad de Madrid (54.500) y Comunitat Valenciana (42.500).

    En la EPA del segundo trimestre de 2020 se obtuvieron para la totalidad de la muestra las variables sobre trabajo en el domicilio y horarios atípicos, que habitualmente son anuales. En este trimestre, el 16,20% de los ocupados (3.015.200) trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días, frente al 4,81% observado en 2019. En general, los porcentajes de ‘horarios atípicos’ han disminuido en el segundo trimestre de 2020 comparados con los resultados anuales de 2019.

    Es evidente que las medidas en materia laboral y económicas adoptadas por el Gobierno están sirviendo para contener en gran medida el fatal impacto que la pandemia mundial está causando. Si bien es cierto que determinadas consecuencias son inevitables no deja de ser menos cierto que con las políticas aprobadas causan males mayores. No obstante, aún debemos seguir insistiendo en la necesidad de implementar medidas determinantes en materia fiscal y laboral para seguir no solo refrenando las consecuencias del COVID-19, sino para progresar hacia un modelo económico donde haya una mayor y eficaz redistribución de la riqueza y una mayor creación de la misma con políticas industriales que la favorezcan.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.