Grave conflicto laboral por probable cierre de la Lavandería Industrial ELIS en Cantabria

    CCOO de Construcción y Servicios de Cantabria informa de que el próximo jueves 28 de mayo está prevista la última reunión con la empresa para evitar el cierre definitivo de la Lavandería sita en Cabezón de la Sal

    26/05/2020.
    Grave conflicto laboral por probable cierre de la Lavandería Industrial ELIS en Cantabria

    Grave conflicto laboral por probable cierre de la Lavandería Industrial ELIS en Cantabria

    Desde Comisiones Obreras de Construcción y Servicios de Cantabria queremos denunciar y hacer públicas las intenciones de la gerencia de la empresa de la lavandería industrial ELIS en Cabezón de la Sal, que lleva dos meses en un ERTE y cuyos empleados actualmente están destinados, en su gran mayoría, en centros hospitalarios de Asturias (Medicina Asturiana y Jove) y en dos centros residenciales en Cantabria (ORPEA, y VITALITAS), dado que los restaurantes y hoteles están cerrados.

    La empresa quiere cerrar hasta el 31 de diciembre argumentando que el personal no tiene apenas trabajo, cuando no es cierto. Lo que pretende la empresa es llevar todo el trabajo y las prendas para lavar a una empresa que tienen en Bilbao, cuyos trabajadores y trabajadoras también se encuentran en un ERTE. De este modo sacarían del ERTE a la plantilla de Bilbao, mientras que a las trabajadoras y trabajadores cántabros no.

    Ahora que estamos en plena desescalada, desde CCOO Construcción y Servicios de Cantabria se les ha solicitado que permitan continuar la actividad en Cabezón de la Sal, ya que comienzan a reanudarse las actividades de hospedería y restauración, que junto con el trabajo que proporcionan los hospitales hacen que la lavandería sea rentable.

    Pero la empresa se muestra intransigente y quiere cerrar, en principio, hasta el día 31 de diciembre, sin comprometerse de ninguna manera a dejar claro si el día 1 de enero se reanudará la actividad, por lo que entendemos que lo pretendido por la gerencia de ELIS es un cierre definitivo en Cabezón de la Sal, lo que supone una dramática pérdida de 50 empleos.

    El próximo jueves se producirá la última reunión con la empresa, pero desde CCOO de Construcción y Servicios de Cantabria anunciamos desde ya que tomaremos las medidas necesarias que sirvan para el mantenimiento de ELIS en Cantabria y no que no se va a permitir que se haga política con el trabajo de los profesionales cántabros y se lleve a otro territorio.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.