Once limpiadoras de hospitales posiblemente contagiadas con Covid-19

    CCOO de Construcción y Servicios de Castilla La Mancha exige al Servicio de Salud de Castilla La Mancha (Sescam) y a sus contratas la máxima diligencia para identificar y apartar del servicio a los contactos estrechos mantenidos por 11 limpiadoras de hospitales de la región, posiblemente infectadas con el Covid-19

    15/04/2020.
    Once limpiadoras de hospitales posiblemente contagiadas con Covid-19

    Once limpiadoras de hospitales posiblemente contagiadas con Covid-19

    En estos días se han registrado al menos 11 casos de posible Covid-19 entre trabajadoras de la limpieza de hospitales de Castilla La Mancha: cinco en la provincia de Ciudad Real, cuatro en la de Albacete y dos en la de Toledo.

    “Todas ellas fueron lógicamente apartadas del servicio, y sometidas a cuarentena domiciliaria prescrita por sus médicos de atención primaria, por la acumulación de síntomas compatibles con una infección respiratoria.

    A la espera de que se les realicen, en su caso, las pruebas de laboratorio que confirmen la enfermedad, deseamos que su evolución sea positiva y que las trabajadoras superen la enfermedad”, indica Carlos García Montoya, responsable de Negociación Colectiva de CCOO de Construcción y Servicios de Castilla La Mancha.

    “Deseamos también que no hayan llegado a transmitir el virus a ninguno de sus contactos, ni familiares ni laborales. En este sentido reclamamos al Sescam y sus contratas que determinen con inmediatez cuáles de esos contactos deben considerarse ‘estrechos’, para apartarlos del servicio y situarlos en cuarentena. Cualquier retraso en la identificación y manejo de los contactos puede provocar la expansión del virus entre las compañeras y compañeros de las infectadas.”

    El Ministerio de Sanidad establece que ‘contactos estrechos’ son los mantenidos con “convivientes, familiares y personas que hayan estado en el mismo lugar que un caso mientras el caso presentaba síntomas a una distancia menor de dos metros durante un tiempo de al menos 15 minutos.”

    “En su trabajo habitual y antes de que se detectase la infección, pero ya en fase de transmisión, las limpiadoras con el posible Covid-19 han podido mantener contactos estrechos, tal y como los describe el Ministerio, con sus compañeras de contrata, con las que comparten vestuarios, dependencias e incluso los minutos del bocadillo. También pueden haberlos tenido con otros y otras profesionales de sus respectivos centros sanitarios.”

    En los procedimientos y documentos técnicos emitidos para abordar la enfermedad, el Ministerio de Sanidad señala que “no se hará un seguimiento activo de los contactos, únicamente se les indicará que realicen cuarentena domiciliaria durante 14 días desde el último contacto con el caso si no es conviviente o desde la finalización del aislamiento del caso, si es un conviviente.”

    “No quisiéramos que por dejadez de los servicios de prevención de las contratas y del Sescam, o por evitarse dar las bajas que sean necesarias dar, el Covid-19 se propague de forma explosiva en los servicios de la limpieza de nuestros hospitales.”

    “Por eso insistimos en la necesidad de identificar los contactos estrechos mantenidos en el centro sanitario por las trabajadoras de la Limpieza con posible infección por SARS-CoV-2, para apartarlos del servicio y prescribirles cuarentena domiciliaria. Y no es algo que se pueda dejar para más adelante, hay que hacerlo de inmediato”, recalca García Montoya.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.