El Servicio de Atención Domiciliaria (SAD), garantía de atención a la dependencia en Castilla y León

    La profesionalidad y dedicación de las auxiliares está garantizando el ejercicio efectivo del derecho a la atención en sus domicilios a un gran número de personas dependientes de Castilla y León, fundamentalmente personas mayores

    15/04/2020.
    El Servicio de Atención Domiciliaria (SAD), garantía de atención a la dependencia en Castilla y León

    El Servicio de Atención Domiciliaria (SAD), garantía de atención a la dependencia en Castilla y León

    Transcurrido ya un largo mes desde que se decretara el estado de alarma ante la situación de emergencia de salud pública como consecuencia del coronavirus Covid-19, y a la vista de los datos que desde CCOO de Construcción y Servicios de Castilla y León y UGT manejamos a día de hoy, constatamos lo que desde ambas centrales sindicales manifestábamos al inicio: el Servicio de Atención Domiciliaria es hoy más necesario que nunca para la protección de las personas usuarias, en su mayoría mayores, ante las situaciones de vulnerabilidad que presentan o pueden presentar en el escenario actual, además de prestar la atención necesaria y aportar bienestar.

    La profesionalidad y dedicación con la que aproximadamente 5.200 auxiliares están prestando este servicio para unos 25.000 usuarios en Castilla y León, aunque no siempre en condiciones óptimas de seguridad, pues las medidas de prevención han tardado en llegar a pesar de ser considerado un servicio esencial, está garantizando el ejercicio efectivo del derecho a la atención en sus domicilios a un gran número de personas dependientes de nuestra comunidad, fundamentalmente personas mayores, que son usuarios de esta prestación.

    Así hoy comienzan a recuperarse muchos de los servicios perdidos por bajas voluntarias temporales de usuarios, que llegaron a alcanzar en términos generales, aunque desiguales por provincias, casi el 20% del total; bajas que se producían por dos factores principalmente, el lógico miedo al contagio y la presencia de familiares en el domicilio por el estado de confinamiento.

    Desde los sindicatos, reiterando lo ya manifestado públicamente y hoy avalado por los datos que señalan el escaso porcentaje de contagios de usuarios del SAD por Covid -19, consideramos que este servicio debe potenciarse por parte de la Junta de Castilla y León cubriendo las carencias de este sector y garantizando la prestación del Servicio de Atención Domiciliaria en esta situación extraordinaria y cuando consigamos dejarla atrás.

    Conseguir el reconocimiento de este servicio, así como que se establezcan los mecanismos necesarios para ampliarlo a todas las emergencias sociales es un objetivo fundamental para ambas organizaciones. Todo ello, con el fin de garantizar el ejercicio de este derecho y el abono de la prestación del servicio, manteniendo íntegramente el empleo existente, de modo que se asegure la protección de las personas trabajadoras que lo prestan.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.