La Junta de Castilla y León precariza la situación de 1.800 trabajadores y trabajadoras

    CCOO de Construcción y Servicios de Castilla y León denuncia que el personal de los programas de la Junta de Castilla y León “madrugadores y tardes en el cole” y “servicio de acompañantes de transporte escolar” tienen hoy una situación más precaria que nunca ante la actitud de la Junta

    03/04/2020.
    La Junta de Castilla y León precariza la situación de 1.800 trabajadores y trabajadoras

    La Junta de Castilla y León precariza la situación de 1.800 trabajadores y trabajadoras

    Desde CCOO de Construcción y Servicios denunciamos públicamente la situación en la que se encuentra un importante número de personas trabajadoras, en su mayoría mujeres, todas ellas con contrato a tiempo parcial, ante la incertidumbre de si finalmente percibirán el salario del mes de marzo completo, así como los correspondientes al tiempo que dure la situación de alarma.

    Ambos programas, “madrugadores y tardes en el cole” y “acompañantes de transporte escolar” dependen de la Junta de Castilla y León y se prestan a través de empresas privadas adjudicatarias de la contrata. Dan ocupación aproximadamente a 1.800 personas que se encargan del cuidado de los escolares de los colegios públicos de la comunidad desde que salen de sus casas hasta que da inicio el horario escolar.

    Desde el pasado día 13 de marzo, tras decretarse el cierre de los colegios públicos, este colectivo no puede desempeñar su trabajo.

    Ante la situación de emergencia de salud pública como consecuencia del coronavirus COVID-19 se establecieron una serie de medidas urgentes extraordinarias a través del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, complementadas por el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, todas ellas de obligado cumplimiento para todo el estado.

    El objetivo de estas medidas, tal como recoge el R.D.L es “evitar los efectos negativos sobre el empleo y la viabilidad empresarial derivados de la suspensión de los contratos públicos”, por eso en su Art. 34 regula el procedimiento a seguir por las empresas adjudicatarias de contratos de las diferentes administraciones para que, en esta situación excepcional, reclamen los gastos salariales a la Administración correspondiente, y ésta deberá indemnizárselo a la empresa.

    En definitiva, las personas trabajadoras de estos contratos no deberían verse afectadas por ninguna medida ni tener merma alguna en sus salarios.

    La situación hoy es otra, y esos casi 1.800 trabajadores y trabajadoras” pobres”, porque su contrato precario sólo les reporta unos 300 € al mes, aún lo son más porque han percibido la nómina correspondiente al mes de marzo pero con la mitad de su cuantía habitual, porque lo correspondiente a la segunda quincena del mes está en un limbo.

    Desde CCOO de Construcción Servicios de Castilla y León nos hemos dirigido en reiteradas ocasiones a la Junta de Castilla y León para que nos garantizase la correcta aplicación del Art. 34, a la vez que instábamos a las empresa para que no presentasen ERTE, pero Junta y empresas, empresas y Junta, hacen oídos sordos, situando a este colectivo en absoluta indefensión.

    Desde CCOO de Construcción y Servicios de Castilla y León se hace un llamamiento a las empresas que gestionan estos servicios para que retiren los ERTEs ya presentados y reclamen a la Administración los gastos salariales correspondientes a la segunda quincena de marzo, así como lo que corresponda durante el tiempo que dure esta situación.

    Conscientes de que no atenderán esta petición, procederemos a realizar alegaciones ante la Autoridad Laboral para que no se autoricen, y de no ser así utilizaremos las herramientas legales a nuestro alcance.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.