CCOO de Construcción y Servicios advierte de que las plantillas de limpieza están bajo mínimos en los hospitales y tienen al 30% del personal contagiado o aislado

    El sindicato denuncia que en Madrid a gran parte del personal se le aísla pero no se le hace la PCR y que las bajas no se están cubriendo al 100%, e Insiste en que los trabajadores están al límite por estrés, sobrecarga de trabajo y porque no se les provee de equipos de protección adecuados ni suficientes

    28/03/2020.
    CCOO advierte de que las plantillas de limpieza están bajo mínimos en los hospitales

    CCOO advierte de que las plantillas de limpieza están bajo mínimos en los hospitales

    Las plantillas del personal de limpieza en los principales hospitales de la Comunidad de Madrid alcanzan ya una tasa de contagios y aislamientos de hasta el 50 por ciento, como es el caso del Hospital La Paz- Carlos III- Cantoblanco o el Hospital Clínico San Carlos. Otros como el Hospital Doce de Octubre llegan hasta un 37 por ciento de su personal de limpieza infectado o aislado. Y lo más grave, según denuncia CCOO Construcción y Servicios de Madrid, la que agrupa a estos profesionales que trabajan en centros sanitarios, es que en algunos centros no están reemplazando a los afectados y no hay personal suficiente para asumir la carga de trabajo durante esta pandemia.

    CCOO tilda la situación de “angustiosa” en algunos centros por “el estrés y la carga emocional que aguantan estos trabajadores que no están tan acostumbrados a enfrentarse directamente a los enfermos o a las muertes como los están las plantillas de sanitarios y no sanitarios de hospitales”. Además, el sindicato insiste en que este sector comienzan a ser otro foco importante de contagio porque es “un servicio esencial para mantener los centros en condiciones higiénico sanitarias adecuadas tanto para pacientes afectados por COVID19, la mayoría de los ingresados, como para enfermos con otras patologías que continúan hospitalizados” y sin embargo trabajan sin la protección adecuada porque en muchos casos tampoco les llegan equipos de protección individual adecuados para acercarse o entrar en algunas zonas.

    Los y las profesionales de la limpieza denuncian falta de medios materiales para realizar los saneamientos en profundidad, escasez de equipos de protección para salvaguardar su contagio, el de las personas con las que se tienen que relacionar por su trabajo, y para evitar bajas por COVID19 que les impida continuar con su tarea.

    En el Hospital Ramón y Cajal el número de operarios y operarias de limpieza en plantilla es de 299, de los cuales están aislados 60, un 20% de la plantilla, aunque la PCR solo se la han realizado a dos de los que están de baja. En este hospital se ha sustituido a un 50 por ciento de los aislados o contagiados.

    En el Hospital Doce de Octubre el total de personal de plantilla es de 289 personas, de estas 107 están de baja, dos de ellas hospitalizadas, y al resto tampoco se les ha hecho pruebas para comprobar si están infectados. De las más de 100 bajas solo se han cubierto 53 puestos.

    El Hospital La Paz-Carlos III- Cantoblanco es otro de los centros que tiene mayores problemas con el servicio de limpieza. Se han contabilizado ya 120 bajas, lo que ha dejado a la plantilla en el 50 por ciento. El centro tiene, según los últimos datos, más de 800 personas enfermas hospitalizadas en los tres hospitales del complejo. El total de personal en plantilla de limpieza es de 241 operarios para todos los turnos y se está cubriendo el servicio con cinco personas para todo el Hospital General y de Traumatología, con cerca de 500 pacientes ingresados con COVID19, y con dos personas en el Hospital Maternal y otras dos en el Hospital Infantil. Solo se sustituye a un 31 por ciento de las bajas.

    En el Hospital Severo Ochoa de Leganés, uno de los más saturados de la región, la plantilla en condiciones normales es de 87 trabajadores. Desde que comenzó la pandemia solo se ha reforzado con siete miembros más. Los primeros días utilizaban EPI proporcionados por la empresa pero no disponían de suficientes y llegaron a un acuerdo con el hospital para que fuera el hospital el que proporcionara el material. El hospital carece de material adecuado y cada vez tiene menor disponibilidad de equipos de protección incluso para su personal sanitario y no sanitario que está asistiendo a los afectados por coronavirus, por lo que a veces les niegan estos equipos.

    Como método de emergencia en este centro se lavan las batas, pero no hay control de la cantidad de lavados y se ponen batas que han perdido la impermeabilidad sobre todo en los brazos. Estos profesionales, en ocasiones, se cubren con bolsas de plástico. En estos momentos hay tres trabajadoras con síntomas y se encuentran en aislamiento.

    El Hospital Clínico San Carlos es otro de los que tiene su plantilla de limpieza diezmada al 50%, solo se cubre el 21% de las bajas. Aquí se enfrentan a uno de los hospitales con mayor capacidad de hospitalización de Madrid, con una plantilla de limpieza que no llega a las 110 personas de limpieza.

    En todos los centros es una constante la falta de EPIs y los que se facilitan a los operarios y operarias son de mala calidad y no son los adecuados para protegerse del virus. La escasez de contenedores, y en su lugar la utilización de cajas de cartón para depositar los residuos, es otro de los factores de riesgo que denuncia el personal.

    En el Hospital La Princesa ya hay seis contagios positivos, un 11%, en el Hospital Niño Jesús ya está de baja un 22 por ciento de la plantilla de limpieza por contagio o aislamiento, y en el Hospital de Móstoles también se ha registrado ya un 5% de bajas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.