El ayuntamiento de Barakaldo “subasta” una vez más el Servicio de Ayuda a Domicilio

    CCOO de Construcción y Servicios de Euskadi denuncia públicamente que el concurso del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) del ayuntamiento de Barakaldo se ha vendido al mejor postor, sin importar la calidad del mismo

    28/11/2019.
    El ayuntamiento de Barakaldo “subasta” una vez más el Servicio de Ayuda a Domicilio

    El ayuntamiento de Barakaldo “subasta” una vez más el Servicio de Ayuda a Domicilio

    Desde hace años, CCOO de Construcción y Servicios de Euskadi ha denunciado públicamente, tanto en los medios de comunicación, en protestas en los plenos, como en concentraciones frente al ayuntamiento de Barakaldo, que los pliegos del SAD que presentaba el equipo de Amaia del Campo del PNV, eran puras subastas, vendiendo este fundamental servicio de las y los ciudadanos al mejor postor, sin importarles ni la calidad del servicio ni los derechos laborales de las auxiliares de Ayuda Domiciliaria.

    Para el ayuntamiento tan solo prima el coste del servicio y en este nuevo concurso no iba a ser diferente.

    La fórmula que se ha empleado para calcular los puntos que se otorgan a las diferentes propuestas empresariales no se ha establecido basándose en complicados logaritmos neperianos, simplemente ha consistido en multiplicar la oferta más baja por el tope de 40 puntos que se conceden y dividir este resultado por la oferta más baja, es decir: 29,95 € X 40 puntos / 29,95 €.

    Cualquier persona sabe que dividir una cantidad por si misma da 1 y que al multiplicarla por los máximos puntos que se otorgan en el apartado económico hace que esa oferta, la más baja, gane.

    Con esta fórmula aberrante, el ayuntamiento de Amaia del Campo (PNV), ha concedido los 40 puntos del criterio económico a una oferta que únicamente difería en 0,06 céntimos con la oferta más alta.

    A partir de la utilización de esta vergonzosa fórmula, da igual cuales sean las mejoras del servicio, calidad, medios mecánicos, horas de respiro, planes de igualdad, etc… que hayan presentado el resto de empresas ya que siempre ganará la oferta más baja.

    Esta, que es la forma más absurda de valoración y la más regresiva de todas las que existen en la Ley de Contratos del Sector Público, y significa “subastar” al mejor postor el Servicio de Ayuda a Domicilio que cubre las necesidades de las personas dependientes, es la que el Ayuntamiento de Barakaldo ha decidido elegir en todos los pliegos que presenta a concurso.

    CCOO Construcción y Servicios de Euskadi, como sindicato mayoritario del sector, estará vigilante en el cumplimiento del Convenio de Ayuda a Domicilio de Bizkaia ante la entrada de la nueva adjudicataria, que tendrá que hacerse cargo de al menos 16 trabajadoras cuyos contratos han sido convertidos recientemente en indefinidos gracias a la denuncia que CCOO de Construcción y Servicios de Euskadi interpuso ante Inspección de Trabajo.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.