Nueva contratación a Raspeig y Netalia sabiendo que no pagan a sus trabajadoras

    La administración vuelve a contratar a Raspeig y Netalia en la Comunidad Valenciana para la limpieza de la Diputación de Alicante y todas las dependencias del Ministerio de Hacienda a sabiendas de que, durante años, vienen encadenando impagos a sus trabajadoras

    07/06/2019.
    La administración vuelve a contratar a Raspeig y Netalia en la Comunidad Valenciana

    La administración vuelve a contratar a Raspeig y Netalia en la Comunidad Valenciana

    CCOO de Construcción y Servicios del País Valencià no da crédito a las adjudicaciones públicas que se han dado a estas empresas.

    Por lo visto no fue suficiente, ni la huelga de 2016 en toda la provincia de Alicante por los impagos de Limpiezas Raspeig y Netalia, ni la última sucedida en este mismo año 2019 de 25 días de duración, que ha supuesto un importante conflicto afectando a multitud de servicios públicos (Institutos de enseñanza secundaria, CEAM, Residencias de ancianos, Instituto de la Dona, Consellería de Trabajo, Seguridad Social, INSS y un largo etc..).

    Esta última huelga golpeó de manera salvaje la frágil economía de más de 500 trabajadoras de limpieza en toda la Comunidad Valenciana.

    Más de tres meses estuvieron sin cobrar mujeres trabajadoras, que en muchos casos no llegan a media jornada de trabajo, que se vieron sin ingresos y asistieron con perplejidad al ineficaz margen de maniobra por parte de las Administraciones Públicas para dar solución al conflicto.

    Después de constatar la poca capacidad de la Administración para dar soluciones a estas situaciones, que en muchos casos han resultado un “callejón sin salida”, nos volvemos a encontrar con la increíble sorpresa de que de nuevo estas empresas vuelven a ser adjudicatarias de nuevos servicios de limpieza públicos.

    En este caso nos referimos al lote 4 de la Diputación de Alicante que incluye las dependencias del Instituto de la Familia Dr. Pedro Herrero, la Agencia Provincial de la Energía y el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, así como la contrata de limpieza de las Dependencias y Oficinas de Hacienda de toda la Comunidad Valenciana.

    Es inadmisible que la Administración no aplique los filtros legales oportunos para evitar que vuelvan a producirse situaciones similares y que empresas de este calibre vuelvan a lucrarse de los beneficios pagados con dinero público.

    Desde CCOO de Construcción y Servicios del País Valencià exigimos que se adopten las medidas oportunas para “frenar” estas adjudicaciones, para evitar daños futuros irreparables a las trabajadoras y como medida ejemplarizante para que éstas y otras empresas entiendan que los derechos laborales de las trabajadoras son un valor primordial a respetar en cualquier contrata pública.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.